viajes

Sierra de la Demanda con niños

31 enero, 2019
sierra de la demanda con niños

Viajar a la Sierra de la Demanda con niños, entre las provincias de Soria, Burgos y La Rioja, es una excelente opción en cualquier época del año, pero en invierno tiene un encanto especial.

Aquí os contaremos la ruta que hicimos, aunque hay muchos más lugares increíbles para descubrir.

Ezcaray

Fue nuestro punto de partida y primera parada del viaje. En el casco histórico de este bonito pueblo se alternan las casas señoriales con otras más sencillas. Las primeras conservan los blasones y escudos de armas de sus antiguos habitantes. Las segundas os sorprenderán con sus balcones llenos de flores.

Callejeando descubriréis rincones como la Plaza de la Verdura con su fuente o el quiosco que preside la Plaza Mayor de la localidad.

Ezcaray
Plaza Mayor de Ezcaray

Uno de sus principales monumentos es la Iglesia de Santa María la Mayor, de corte gótico y aspecto de fortaleza.

Ezcaray es un buen lugar para aprovechar y comer alguno de los platos típicos de la zona como unas pochas riojanas o algún asado, acompañado de uno de los vinos que hacen famosa a la región.

La cercanía de la estación de sky de Valdezcaray hace de este pueblo un lugar de alojamiento ideal para los que van a practicar deportes de invierno en ella.

Los alrededores del pueblo suponen un agradable paseo a las orillas del río Oja, sin necesidad de coger el coche y salpicados de algún parque y frontón.

Rio Oja

Anguiano

Este pueblo enclavado en plena sierra cuenta con la particularidad de estar dividido en tres barrios por fronteras naturales. Sus calles y cuestas corresponden a la típica estructura de pueblo de montaña. Cuenta con algunos sitios de restauración. Destaca su Iglesia ¡¿ y una fuente conocida como Intermitente, que como su nombre indica a veces aflora agua y otras no.

anguiano

Monasterio y Hospedería de Valvanera

Siguiendo por la carretera desde Anguiano llegamos al Monasterio de Valvanera. En este lugar de peregrinación se encuentra el Santuario de la  Virgen de Valvanera, patrona de La Rioja. 

La hospedería, regentada por los propios monjes benedictinos, fue el lugar que elegimos para quedarnos durante dos noches. El sitio es espectacular, aislados en plena montaña, miraras donde miraras había naturaleza y tranquilidad. Las habitaciones son amplias y confortables, sin lujos y sin televisión para lograr una mayor paz.

habitación hospedería

Hay un amplio salón social (aquí si hay tele) donde se puede pasar el rato jugando a algo, leyendo o viendo un rato la tele. Dentro de la misma hospedería hay comedor en el que se pueden realizar cualquiera de las tres comidas. Nosotros desayunamos y cenamos allí, dado que el monasterio está bastante aislado y coger el coche para ir y venir era un poco rollo.

Si lo que queréis es estar en plena naturaleza, desconectar o emprender rutas de senderismo, es un lugar ideal. A nosotros nos encantó y es una experiencia diferente.

Viniegra de Abajo y Viniegra de Arriba

Forman parte de las llamadas 7 villas, una agrupación comarcal de carácter ganadero. Y de esto no os cabrá duda, ya que circulando por la carretera os encontraréis cada dos por tres vacas cruzando, pastando o en medio de la carretera, por lo que hay que extremar la precaución. A los peques les flipa verlas tan de cerca y a su bola. Son pueblos casi deshabitados a día de hoy pero con un encanto especial por su enclave geográfico.

Santa Inés

Cuando encontramos en Internet algo denominado Punto de nieve Santa Inés, no esperábamos un sitio semejante. Una pista de nieve modesta pero con remontes, escuela de niños, alquiler de equipos, raquetas de nieve y un amplio restaurante con menú del día que estaba bastante lleno, así que si pensáis ir, reservad. Nosotros comimos algo en plan raciones ya que no esperábamos tanta afluencia.

punto de nieve santa inés

Lo bueno es que como todo el mundo quiere aprovechar el día de nieve, se mueve mucho el bar, sin llegar a estar colapsado.

Regumiel de la Sierra

Tras pasar por Covaleda y Duruelo de la Sierra encontramos este pequeño pueblo burgalés con una sorpresa anunciada en un pequeño cartel: Huellas de dinosaurio. ¿Cómoooo? Allá que vamos. Efectivamente, sin necesidad de salir del pueblo encontramos un yacimiento de Icnitas con sus carteles explicativos. Totalmente abierta al público y con una estatua presidiéndola que no dejaba lugar a dudas. Sin ser tan espectacular como otros, es interesante y para niños fans de los dinosaurios como los nuestros, un aliciente más de recorrer la Sierra de la Demanda con niños.

Neila

Conocida por sus lagunas glaciares, fueron declaradas Parque Natural en el 2008 por su variedad de ecosistemas. Ideal para excursiones o un picnic (sin dejar huellas, por favor).

Como veis, en el mapa no parece un gran recorrido, pero no os dejéis engañar. Si bien las distancias parecen cortas, al ser todo montaña, hay que circular muchos kilómetros por carreteras de curvas y se pierde bastante tiempo si bien los paisajes son espectaculares. Intentad planificar bien la ruta que os interesa porque nosotros fuimos improvisando un poco y eso nos hizo pasar más tiempo en el coche de lo que hubiésemos deseado. Sin embargo conocer la Sierra de la Demanda con niños, bien ha merecido la pena.

También te puede gustar

Sin comentarios

Dejar un mensaje

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Sonia Morejón Jiménez
  • Finalidad Moderar los comentarios.
  • Destinatarios Tu consentimiento.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puede consultar la información detallada en https://www.lasonrisadespeinada.com/aviso-legal/.

Como todos, utilizamos cookies, tú decides si te quedas.    Ver
A %d blogueros les gusta esto: