crianza

3 piticliaños

27 septiembre, 2016
1393100_10202034542083607_1050734596_n

Parpadeas y han pasado tres años.

Ayer me acostaba nerviosa ante la cita de monitores del día siguiente y hoy me despierto porque me pides un “colatao” ( vamos mamaaa, arribaa, al “talón”). Aún me recuerdo preparando la primera bolsa de hospital y sin embargo ya te hemos pasado a tu camita de mayor, en la que cada noche me pides que me duerma un ratito contigo, tras leer un cuento.

Que este niño no camina, que este niño no habla…y no hay quien se tome un vermú tranquilo sin que salgas corriendo para que te persigamos, no hay paseo sin mil comentarios. Tanta prisa teníamos como primerizos en quemar etapas que las fuimos dejando atrás casi sin enterarnos. De la teta al puré, del gateo a la carrera, del pelele al vaquero con playeras, del capazo a la bicicleta.

Parpadeas y todo ha sido tan rápido.

Y hay días que parecen eternos en los que el cansancio se apodera de todos y deseamos que llegue la noche y descansar, pero sin embargo los meses se escapan escurridizos, como cuando intentas atrapar a nuestra gata en tus juegos. Te veo jugar con tu hermana, darle besos, preguntarle si ha dormido bien, reñirle porque tira los dvd´s o cuando crees que no te vemos , quitarle ese juguete, y aunque parecía imposible aún te quiero más.

Parpadeas y no reconoces tu vida.

De tu mano vinieron nuevas rutinas, nuevos sentimientos, nuevas y maravillosas personas con las que hacer tribu, nuevos miedos e inseguridades. Cambiar los maratones cerveciles por una cañita rápida mientras no te quitamos ojo o por reuniones con gusanitos en el parque. Planificar el calendario  con mil citas del cole, del pediatra, de cumpleaños en vez de fechas de conciertos o festivales.  Volver a llevar reloj. Que tus grupos de whatsapp no se llamen fiesta a tope o fumetas locos, sino mamis, ampacole o guardería. Y descubrir que, aunque a menudo echo de menos un rato para mi, para nosotros, porque somos humanos, nada me hace más feliz que escucharte reír, nada ilumina más los ojos de Papá Malkovich que cuando le dices te tero papá.

Parpadeas y han pasado tres años.

 

También te puede gustar

13 Comentarios

  • Responder papabichoraro 29 septiembre, 2016 al 8:18 am

    Un post genial! Pasa el tiempo muuuy rápido… Y cada etapa tiene lo suyo, yo lo veo en mis sobrinos que tienen distintas edades 😀

  • Responder Pequeños Accidentes (Lola Redondo) 28 septiembre, 2016 al 11:15 am

    Sin palabras!! Emoción, corazón,… y algunas lagrimitas (por mi parte)!! Un post impresionante!! Un beso guapa!!

    • Responder lasonrisadespeinada 28 septiembre, 2016 al 11:30 am

      ayyy si es que me vuelve loca pero… se me cae todo con este enano, gracias preciosa

  • Responder Padre en Estéreo 27 septiembre, 2016 al 11:19 am

    Me ha enternecido mucho leerte. Gran post. Muchas felicidades!!!

    • Responder lasonrisadespeinada 27 septiembre, 2016 al 11:29 am

      Gracias 🙂

  • Responder El Baúl de Lucas 27 septiembre, 2016 al 10:48 am

    Un post muy bonito Sonia. Y aprovecha, que cuando te quieras dar cuenta habrán pasado otros tres. Mi R1 va camino de los 11 y todos los días le digo: “¡pero no crezcas más! Así que con Lucas, de 10 meses, estoy absorviendo cada momento a tope.

    • Responder lasonrisadespeinada 27 septiembre, 2016 al 10:56 am

      Ufff ya te digo, gracias por pasarte guapa!!

  • Responder Marieta 27 septiembre, 2016 al 10:43 am

    Que bonito Sonia. Desde luego que vamos tan deprisa que el tiempo de nos escapa, aunque disfrutarlo se disfruta. Felicidades a Piticli por esos 3 añitos.

    • Responder lasonrisadespeinada 27 septiembre, 2016 al 10:56 am

      Gracias bonita!!! muaaaaaaaac

  • Responder Prados Caja 27 septiembre, 2016 al 9:58 am

    Me encantó! me siento totalmente identificada…. Gracias por este texto tan bonito. A disfrutar de nuestros hij@s!!

    • Responder lasonrisadespeinada 27 septiembre, 2016 al 10:54 am

      Gracias cielo, a aprovechar cada minuto.

  • Responder Angela 27 septiembre, 2016 al 9:38 am

    ¡Qué bonito! Es verdad pasa tan deprisa… ¡Y a la vez tan lento! Hay que disfrutar cada segundo como si fuera único, porque lo es… ¡¡Felicidades a piticli!!

    • Responder lasonrisadespeinada 27 septiembre, 2016 al 10:53 am

      que te voy a contar que no sepas 😉

    Dejar un mensaje

    A %d blogueros les gusta esto: